jueves, 2 de febrero de 2017

La la land, La ciudad de las estrellas

No son ganas de polemizar, pero estoy alucinando en cómo se está dividiendo el público ante esta gran película de Damien Chazelle. No entiendo la gente que dice, que no es para tanto, que no merece tal cantidad de nominaciones a los Oscars, que es un pastelón,.... ¿Hemos visto todos la misma película? ¿De verdad hay que poner por los suelos una película solo porque no te gusta el género que trata? En un año en el que no ha habido grandes películas, me parece incontestable, que la mejor de ellas acapare tal número de nominaciones. Y es que esto es La la land, es el musical de nuestra generación, lo clásico hecho nuevo, frescura por todos los lados, homenajes sin copia por todos los lados. Yo salí encantado de la sala de cine, tanto que a los pocos días tuve que repetir experiencia, y se confirmó lo que había visto, una gran película. Estoy deseando salga al mercado doméstico para verla otra vez, se me ha quedado grabado cada fotograma de la película.
Una película que por mucho que aparente, y por mucho que alguien pueda decir, no es para nada una pastelada, es realidad hecha canción, una oda a los sueños, a pesar de todo lo que ello conlleva. Si quieres conseguirlos, a veces tienes que admitir los daños colaterales. y eso es precisamente lo que la película te enseña, pues no se queda en el simple musical. Transmite, llega, y marca.
Seguro que muchos al leerme pensaran: ya está, otro que se ha dejado embaucar por la película. No es así, el arrebato y la pasión de estas líneas, viene provocado por la perplejidad que siento al ver tan polarizado al público que escribe. No puedo creer que haya que machacarla tan solo porque acapare atención y nominaciones y premios por doquier. Los merece, pues como película, es de lo mejor, sino la mejor del año pasado, y cómo musical, uno de los mejores de todos los tiempos. Una película que dentro de 30 años, aún se recordará, y eso, sin duda es una éxito pese a quién le pese.
Menos mal que la otra parte de público, sí está de acuerdo con mi sentimiento, aunque entiendo que alguno haya podido pasarse con la vehemencia, como yo lo he hecho en estas líneas, algo de lo que me voy arrepintiendo conforme van pasando las letras. Pero lo siento, últimamente, por motivos personales no puedo escribir tanto como antes, y tenía ganas de hacer llegar al lector de está entrada como he llegado a sentirme viendo la película, y después.
Por otro lado, la película. Una fotografía perfecta, un montaje excepcional, una dirección brillante. Una pareja de actores protagonista que destilan química, pasión, y que están perfectos en sus papeles. Una banda sonora, y unos número musicales impresionantes. Con grandes planos secuencia en muchos de ellos, además de no caer en el tópico de muchos musicales de los últimos tiempos de convertirse en puros videoclips. Poco más que añadir que no se haya dicho ya.

Vamos, que si aún no se ha entendido, recomiendo encarecidamente la película.

1 comentario:

FRANCISCO MIGUEL oriol molina dijo...

Copio cada una de tus palabras Sergio! Fuí a verla el domingo y a pesar de los comentarios de los que me acompañaban, me pareció maravillosa! Yo , aue soy un melómano empedernido , disfruté de una música muy bien elegida y de unos artistas que dan la talla en todo momento, y no digo los protas! Cuenta la vida misma y transmite muchisimo a pesar de los momentos de fantasia. Pero, en que momento de la vida no estamos soñando y al despertar nos encontramos con la realidad?
Sin mas, una gran pelicula!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...